El Cap de Creus es el primer parque natural marítimo-terrestre de Catalunya y constituye un interesante paraje rocoso que inspiró alguna de las obras más conocidas de Salvador Dalí.